Honda Accord - Prueba de Manejo

Cualquier vehículo destinado al segmento de los subcompactos tiene una de las empresas más difíciles al llegar a una porción del mercado automotriz más reñida tanto  por marcas como por modelos. Es por ello que entre más atributos de valor tenga cada uno mejor será la oportunidad de posicionamiento. Honda supo "leer” el entorno del segmento de los sedanes familiares hace ya un buen tiempo y puso a la venta un vehículo que ofrece una gran relación valor/precio.
  
     

Esta fórmula se ha mantenido vigente y hoy es una realidad en el Honda Accord mismo que probamos en esta ocasión en la versión EXL V6 Navi. Honda Accord tiene líneas que dejan al descubierto una estampa elegante y refinada. La aplicación de superficies cromadas resulta agradable al no saturar su imagen; todo se remite a zonas como el frente, los contornos de las ventanillas y en la tapa de la cajuela.





En el interior elementos como el espacio, el alto nivel de armado, el de excelentes materiales  y el equipamiento, se disputan el mayor de los reconocimientos. Los asientos ofrecen una amplia y cómoda superficie de contacto así como un ajuste eléctrico. La segunda fila goza la ventaja que supone una generosa distancia entre ejes de 2,775 milímetros. Esta cualidad beneficia al habitáculo al contar con mayor espacio para los ocupantes.





En cuanto a tecnología y equipamiento, Honda Accord cuenta con sistemas como la asistencia de cambio de carril Honda Lanewatch que proyecta en tiempo real la imagen de video generada por una cámara montada sobre el retrovisor derecho y que funciona cuando se activa las intermitentes. Además tiene ventajas como la interface Bluetooth tanto para reproducir música como para utilizar el teléfono en forma manos libres. Se suman a la lista el sistema de navegación satelital GPS, un disco duro de 16 GB de capacidad para almacenar música, una pantalla táctil Multi – información (i – MID) a color de 8" y otra de 5” On Demand Diplay.

     

El paquete EXL V6 Navi tiene el motor más potente, un V6 de 3.5 litros de desplazamiento que genera 278 caballos de potencia y un torque de 252 lb – pie. Esta planta de poder tiene la tecnología de desactivación de cilindros denominada Gestión Variable de Cilindros que dependiendo la situación de demanda de potencia activa o desactiva los cilindros con lo que gana en potencia y en ahorro de combustible.  La transmisión es automática de 6 relaciones con un escalonamiento adecuado para obtener los mejores desarrollos del motor. La comodidad en ciudad se aprecia por la absorción que tiene la suspensión de las irregularidades del camino así como por el aislamiento del exterior lo que se traduce en una atmósfera de confort. En carretera el aplomo que muestra es de sus mejores cualidades sumado a la precisión de su dirección geosensible con asistencia eléctrica.